La historia de la familia Bisol nació en 1542 entre las colinas de Valdobbiadene y Conegliano, la apreciada área de producción de Prosecco Superiore DOCG, un área de viñedo de 8088 ha (contra las 24450 hectáreas del área de Prosecco DOC).

Cinco siglos de historia, una historia familiar que abarca 21 generaciones con un amor innato por la tierra y el vino.

La posición privilegiada de las colinas, entre el mar Adriático y los Dolomitas, garantiza una combinación única desde el punto de vista del microclima: ventilación constante, exposición solar perfecta y el rango de temperatura adecuado.

Justo en estas colinas, la vid Glera ha encontrado su hábitat ideal, permitiendo una excelente producción de vino.

Una viticultura heroica, caracterizada por una intervención en las viñas no mecanizadas y cosechas manuales.

La variedad utilizada para la producción de prosecco es Glera (85% min), uvas de bayas blancas robustas y vigorosas que dan a los vinos una nota agradablemente ácida y elegantes aromas afrutados.

DESCUBRE LOS VINOS DE BISOL