A partir de la década de 2000, mientras la industria alimentaria y del vino en evolución modificaba el modelo de consumo del vino en sí, Fabiano comenzó un camino de rápido crecimiento en términos de calidad e imagen, concentrando sus esfuerzos de producción hacia vinos finos, renunciando así a los volúmenes para dar espacio para su Amarone, ya producido a partir de 1966 en su embalaje histórico que se mantuvo sin cambios hasta hoy, y para sus otros mejores vinos como el Ripasso y el Lugana.

Alessandro Fabiano, la cuarta generación, es hoy productor de vinos Fabiano, fuerte de un nombre conocido en todo el mundo gracias a sus 106 años de historia y sus vinos PREMIUM, producidos en una cantidad limitada a menos de 500,000 botellas. La logística y el embotellado de algunos vinos se ha mantenido en la sede de Sona, mientras que la producción se lleva a cabo como en el pasado en los viñedos de calidad de los productores históricos que producen para Fabiano desde el comienzo del éxito de Amarone.

DESCUBRE LOS VINOS DE FABIANO