Ir a contenido
Distribución y Ho.Re.Ca, contactar oficina comercial (+34) 677579536
Distribución y Ho.Re.Ca, contactar oficina comercial (+34) 677579536
MARIDA 5 QUESOS CON 5 VINOS ITALIANOS

MARIDA 5 QUESOS CON 5 VINOS ITALIANOS

Suavemente dulce y aromática, blanca e impenetrable a la luz, la leche es la materia prima para la elaboración de una amplia variedad de quesos, con aromas y sabores apenas insinuados o con gran características.

La persistencia gustativa-olfativa ligera o intensa crea un amplio abanico de combinaciones sensoriales que pueden combinarse con casi todos los tipos de vino que, según el queso, deben equilibrar, atenuar o reactivar sus características

El objetivo de un buen maridaje es complementar sabores, texturas y olores

Intenta que queso y vino tengan una intensidad similar. en general, cuanto más estructurado sea el queso, más cuerpo debe tener el vino, en definitiva, debe ser capaz no solo de exaltar sus aromas sino también de equilibrar su sabor.

Con el tiempo, los quesos pierden agua y esto hace que las grasas se concentren y los sabores su vuelvan más fuertes. Estas características combinan muy bien con los vinos maduros, los que desarrollan aromas profundos y un cuerpo envolvente. Mientras que la frescura y la delicadeza de un queso joven piden al vino ligereza y fragancia.

Hay varias teorías sobre el maridaje, una no aconseja en general combinar quesos con vinos tintos porqué las proteínas grasas del queso anulan los aromas del vino tinto y, por su parte, estos taninos hacen lo mismo con el sabor del queso. A nosotros, por nuestras acostumbres y tradiciones maridamos quesos curados también con tintos, eso demuestra que la teoría del maridaje está siempre sujeta a nuestro gusto personal y a lo que hemos visto hacer a nuestros padres y abuelos.

Para facilitarte la vida elegimos 5 quesos que se encuentren fácilmente en las tiendas españolas para maridar con 5 vinos italianos

Brie e Camembert: aromaticidad, untuosidad y tendencia dulce necesitan un vino fresco y sabroso con un rico bouquet olfativo como un Verdicchio o un Pecorino Offida.

Gorgonzola e Roquefort: fuerte aromaticidad, tendencia amarga, sabor y suculencia se contrastan con la suavidad, dulzor y alcohol que encontramos en un Gewurztraminer dell'Alto Adige o un Passito di Pantelleria dulce.

Queso Manchego: sabor ligeramente ácido, fuerte y sabroso que se transforma en picante en quesos muy curados. Buscaríamos tintos con crianza de mediana intensidad, un Sangiovese di Toscana, un Montepulciano d'Abruzzo o porqué no, un Prosecco di Valdobbiane.

Burrata: un Chardonnay siciliano, capaz de realzar la frescura de la burrata apoyando el gusto con una vena ácida. Hacia el norte, el Roero Arneis piamontés es una combinación perfecta

Parmigiano Reggiano: suculento, con una aromaticidad incisiva y gran estructura, lo acompañamos con un tinto de buena graduación alcohólica, estructura y una rica intensidad olfativa con un Sangiovese di Romagna, un Franciacorta Brut, una Ribolla Gialla del Friuli. Curado más de 36 meses con un Barbera d'Asti, un Rosso di Montalcino, hasta un Barolo, o un Amarone della Valpolicella


      
Artículo anterior Visita a la bodega Pojer e Sandri, Trentino (Alpes Italianas) - Feb 2021

Dejar un comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer

* Campos requeridos

Shopify secure badge